mejorar-seo-2020

Mejorar tu posicionamiento en 2020: 5 formas de seducir a Google (parte 2)

Tal y como ya explicamos en el post anterior existen formas de mejorar el posicionamiento en Google. Recordamos las 5 primeras:

1. Mejorar la velocidad de carga de la página
2. Crear contenido periódicamente y de calidad
3. Optimizar las imágenes para SEO
4. Referenciar contenido externo e interno con links
5. Enriquecer el contenido con más que texto e imágenes

En esta segunda parte del post profundizaremos sobre otras 5 formas que pueden mejorar tu posicionamiento siguiendo las buenas prácticas de Google.

6. Elegir las palabras clave de forma inteligente

A veces nos empecinamos en lograr resultados en búsquedas de palabras clave que simplemente no son alcanzables. Ocurre a menudo, por ejemplo, en el sector de la restauración. “Mejor restaurante italiano Barcelona”, “Pizzería Madrid”, etc. A las primeras posiciones llegan los directorios de restaurantes con reseñas, los posts en blogs gastronómicos de renombre, etc. Pasa algo parecido con otros sectores muy competidos, como los abogados, las gestorías, las empresas de mudanzas, las marcas de moda, etc.

Esto no significa que no podamos diseñar una buena estrategia de posicionamiento para este tipo de negocios. Simplemente debemos ponernos objetivos realistas, eligiendo correctamente las palabras clave a situar en las primeras posiciones de Google, que además ayuden a concretar y segmentar mejor al público a quién nos dirigimos.

Es importante tener en cuenta 3 factores a la hora de escoger las palabras clave objetivo para mejorar nuestro posicionamiento:

Frecuencia de búsquedas

Una de las herramientas más utilizadas para saber el volumen de búsquedas mensuales de una palabra y que permite clasificarlas por idioma del dispositivo y zona geográfica concreta de búsqueda es Google Ads. A partir de esta comprobación es necesario descartar aquellas palabras que presentan un nivel de búsquedas bajo o nulo. Eso sí, si se trata de palabras que han empezado a buscarse hace poco tiempo, quizá no aparezcan en el planificador de Ads y tengamos que recurrir a Google Trends, que no nos informará del número absoluto de búsquedas pero sí del aumento en porcentaje del interés que suscitan una serie de palabras.

Competencia

Otro factor a tener en cuenta es el nivel de competencia que tiene esa palabra que estamos pensando en posicionar. Una palabra que presenta una competencia alta no es la mejor elección, a no ser que nuestra web ya tenga un posicionamiento consolidado (por ejemplo, llevemos 3 años trabajando mensualmente el SEO y ya hayamos comprobado que cada palabra que tratamos en los contenidos logra llegar a primera página de Google). Si estamos en una fase de inicio o de crecimiento, lo ideal es que optemos por palabras que tengan una menor competencia aunque tengan menos búsquedas.

Keywords long tail o palabras clave de cola larga

Son aquellos términos de búsqueda que están formados por varias palabras. A veces descartamos combinaciones de palabras que formen una expresión más larga porque pensamos que se buscarán menos que las combinaciones de una o dos palabras. Cada vez más, eso es un error. Porque al existir tal volumen de resultados, como usuarios acostumbramos a refinar cada búsqueda para ir concretando si no encontramos lo que buscamos. Por lo tanto, es posible que una combinación de palabras larga tenga incluso más búsquedas que una combinación más corta. Por ejemplo, en vez de “restaurantes brasileños barcelona” quizá tiene más búsquedas y menos competencia (porque los demás no han tenido en cuenta este fenómeno) “restaurantes de comida brasileña en barcelona”. Lo mismo ocurre con “abogados barcelona” o “abogados de familia” respecto a “abogados custodia menores barcelona”.

7. Trabajar los atributos SEO correctamente

Que sepamos escribir muy bien no es suficiente para mejorar nuestro posicionamiento en un mercado competido. Es cierto que Google cada vez indexa mejor las páginas y no hace falta ir repitiendo la misma palabra clave de forma exactamente igual en títulos, texto, imágenes, etc., porque gracias a sus plataformas afines como Google Translate detecta los sinónimos, por ejemplo. Sin embargo, trabajar los atributos SEO sigue siendo importante para guiar a Google en la forma como queremos que se indexe la página. Los principales atributos SEO a tener en cuenta son:

Título

El título del contenido (o la etiqueta Title dentro del código de la web) es el atributo más importante para trabajar correctamente el SEO. Aunque Google detecte los sinónimos, lo mejor es no arriesgarse innovando en exceso y tratar la palabra clave a posicionar tal cual la gente la busca en Google. Así, si se busca “vender en internet” y no “vender por internet”, lo ideal es que el título contenga la primera combinación, no la segunda. Esto a veces lleva a ciertos dilemas, por ejemplo, ¿qué pasa cuando se ha generalizado en Google una forma de buscar algo que no es correcta? Pasa con la palabra “Google AdWords”, que hoy en día se llama “Google Ads”. ¿Qué hacemos si la gente todavía busca la primera combinación más que la segunda? Nosotros apostamos firmemente por seguir usando la primera. Si queremos dejar claro al usuario que sabemos cuál es la manera correcta, siempre se puede recurrir a una expresión tipo “Google AdWords (ahora Google Ads)” por ejemplo.

URL

Aunque el peso del nombre de URL en el posicionamiento parece ser cada vez menor, no está de más seguir apostando por incluir la palabra clave y hacer que sea lo más corta, clara y coherente posible, para facilitar el rastreo por parte de los motores de búsqueda. Evidentemente hay que recordar no incluir acentos ni caracteres no admitidos (la letra ñ por ejemplo). Una URL por sí sola no mejorará nuestro posicionamiento, pero sí puede dar más puntos al conjunto.

Títulos interiores y cuerpo del texto

La palabra clave objetivo debe aparecer idealmente en el primer párrafo del contenido que queremos posicionar. Después, sin recurrir a una repetición excesiva que resulte artificial a la lectura, debemos volverla a repetir en los subtítulos dentro del texto (h2, h3…). Es importante para el indexado jerarquizar bien los títulos y subtítulos (no incluir un h3 si no es dentro de un h2, ni un h4 si no es dentro de un h3, etc.) Recordemos que cada página sólo puede tener un h1, que es lo que Google identifica como título, que ya generalmente en WordPress y otros gestores de contenido ya se asigna automáticamente.

Después, a lo largo de los textos también debe aparecer la palabra y algunos sinónimos, ya que, como hemos dicho, Google identifica e indexa cada vez más las palabras que quieren decir lo mismo.

Imágenes

Si hacemos uso de imágenes (fotos, gráficos…) es importante que estén etiquetadas correctamente mediante el atributo ALT o etiqueta ALT, también llamado “texto alternativo”. No es necesario que todas las imágenes de una misma página lleven la palabra clave en ese atributo, también pueden llevar una descripción del contenido de la imagen más literal. Este atributo se usa para indexar las imágenes en la búsqueda por imágenes, que también es una gran fuente de tráfico a un contenido.

Metadescripciones

Las metadescripciones son textos, no visibles en el contenido, que se muestran en la previsualización de los resultados de búsqueda. Se trata de una breve descripción sobre lo que ofrece la página. Tiene un rol muy importante en el SEO, ya que motiva que los usuarios hagan más o menos click en ese resultado, y esto determina el número de visitas, que es una de las métricas que condicionan el posicionamiento. La metadescripción debe incluir las palabras clave elegidas, tener un contenido que vaya al grano y tener menos de 150 caracteres. Es importante mantenerse al día de los posibles cambios en visualización que va haciendo Google (ejemplo, antes las metadescripciones podían ser más largas).

8. Trabajar el SEO local manteniendo actualizado tu perfil de Google My Business

El SEO local es cada vez más importante en las búsquedas en Google. Como pasa con las búsquedas de ciertas palabras, en las que tendemos a concretar cada vez más para encontrar lo que buscamos de forma más exacta, las búsquedas por zona geográfica concreta (por ejemplo, por barrio) cada vez son más frecuentes, y también es habitual fijarse en los resultados en el mapa antes que en algunos resultados de la lista. De hecho, el mapa de Google ya sale justo debajo de los enlaces patrocinados con Google Ads, pero encima de los resultados orgánicos. Por lo tanto, aparecer en él nos garantiza que nos encuentren antes que a la competencia.

Para aparecer en los resultados del mapa debemos mantener optimizado nuestro perfil de Google My Business. Para hacerlo, primero debemos comprobar si existe (Google puede tener nuestro negocio dado de alta sin haberlo solicitado) y si es así reclamar la propiedad para poder cumplimentar la ficha. Aquí Google explica cómo hacerlo. Si no existe, podemos solicitar su alta.

Para cumplimentar correctamente una ficha de Google My Business debemos incluir el nombre del negocio, especificar correctamente una sola categoría (a qué se dedica nuestro negocio en general, por ejemplo “tienda de mascotas”) y hasta 3 subcategorías (para ayudar a definir mejor el negocio), dirección, teléfono, horario y página web. Además, el valor del perfil aumenta con una buena descripción enfocada al SEO en la que se incluya las palabras clave por las que nos queremos posicionar.

Las imágenes son fundamentales a la hora de mejorar nuestro posicionamiento vía Google My Business. Deben ser de calidad, descriptivas y bien etiquetadas. Pueden ser imágenes tomadas por los clientes, del exterior, del interior, de productos concretos, del equipo, etc.

Uno de los factores más importantes para ganar visibilidad a través de Google My Business es conseguir muchas reseñas (y si es posible que sean buenas). En este post explicamos cómo generarse una reputación gracias a ellas. También ayudará a enriquecer el perfil ante Google hacer publicaciones informando a los clientes de las novedades (eventos, productos, servicios, ofertas, etc) además de tener siempre la información actualizada: cambios de horarios, número de teléfono, etc.

9. Trabajar nuestra presencia en los medios

Quizá suene inalcanzable para un negocio pequeño o mediano hablar de presencia en los medios, pero no es imposible. Si mantenemos una periodicidad en nuestros contenidos en el blog y los hacemos sobre temas que generen interés (actuales), es posible que los periodistas de medios de comunicación, especialmente diarios digitales, nos encuentren cuando documenten sus noticias, y nos tengan en cuenta para pedirnos nuestra visión sobre algún acontecimiento de nuestro sector. Si esto pasa, Google detectará un mayor número de menciones a nuestra marca y lo tendrá en cuenta en asignarle una autoridad a nuestros futuros contenidos, y así, se retroalimentarán ambas cosas. Con el tiempo, se puede incluir a la sección que trabaje noticias sobre nuestro sector en estos diarios en nuestra lista de correo e irles enviando actualizaciones de lo que vayamos publicando para que nos tengan presentes.

10. Trabajar nuestra conversación en redes sociales

Las redes sociales pueden ser un buen aliado en el SEO (en este post explicamos más en profundidad en qué casos ayuda tener un community manager), porque diversifica las fuentes de tráfico a la web, y eso Google lo valora positivamente. Ahora bien, para que funcione nuestra presencia en ellas debemos contar con contenidos periódicos suficientes para alimentarlas y partamos de una estrategia de captación de seguidores anterior. No es necesario estar en todas las redes sociales, sólo en aquellas en las que realmente tenga un sentido generar una comunidad de usuarios, y no todos los negocios la pueden tener o la necesitan.

11. Tener instalado el protocolo HTTPS (certificado SSL)

Aún hoy en día se ven muchas páginas web que no disponen del certificado SSL que garantiza al usuario que la web que está visitando es un sitio seguro (el icono del candado justo antes de la URL). Este protocolo, que cambia la http a https establece una conexión segura entre el servidor y el cliente. No requiere la instalación de un software adicional, es una opción que ofrecen las empresas de hosting, a veces a cambio de un incremento en la cuota.

Google rastrea las webs que empiezan por https antes que las que empiezan por http, con lo cual, el posicionamiento de las webs que no usan este protocolo se pueden ver afectadas negativamente en el SEO.

Mejora tu posicionamiento con resultados demostrables

En Sitelabs llevamos a cabo estrategias de posicionamiento destinadas a ofrecer resultados demostrables a las empresas que tienen presencia online, es decir, a experimentar un aumento de su facturación gracias a esta técnica de visibilidad en Google.

© Sitelabs 2020

Visita nuestra empresa de diseño web Barcelona en Google places